12 meses, 12 hábitos. Mayo: estar activo

Este mes voy un poco con retraso, perdonadme. Para este mes quiero centrarme en el hábito de estar activa, que es básicamente, en el de ejercicio, pero con un enfoque de actividad en lugar de en “hacer ejercicio”.

¿Cuál es la diferencia? Bueno, mucha gente ve el ejercicio como una tarea, algo que deberían hacer, pero terminan postergando. Pero estar activo es apasionarse con el movimiento, el aire libre y la diversión. Como si fuese un juego.

Hace unos días cambié de trabajo, al que ya no puedo ir en bicicleta porque está más lejos. Eso ha hecho que casi toda mi rutina de actividad física se haya perdido. Ahora me toca buscar otra rutina, pero no soy fan de los gimnasios, y eso que casi todos mis nuevos compañeros de trabajo sí lo son -y eso me ayudaría a motivarme. Prefiero buscar una manera de estar activa cada día y hacer ejercicio físico desde la diversión. Soy una persona muy activa en cuanto a una gran variedad de actividades, pero necesito que alguna de ellas me supongan un esfuerzo físico para manterme sana y en forma.

Por dónde empiezo

Para este hábito he empezado por:

  1. Comprometerme a moverme por sólo 5-10 minutos al día. Todos los días. Realmente al final terminan siendo un poco más de 10 minutos si estoy haciendo algo que me gusta, pero mi compromiso es de 5 minutos.

  2. Anotar 3-5 cosas que me gusta hacer, que son físicamente activas, como pueden ser bailar, caminar, jugar con mis hijos, coger la bici, hacer yoga, natación, cultivar el huerto,  senderismo, etc. . ¡Hay que asegurarse de que sean cosas que nos diviertan!

¿Para qué estar activo?

Cuando uno empieza con un nuevo hábito, es bueno preguntarse el “para qué”, ya que eso nos ayuda a motivarnos. Las razones pueden ser varias, para sentirme saludable, fuerte, para llegar sana a la vejez…. Las más importantes para mí son:

  1. Para sentirme con energía. Al estar activo, comienzas a sentirte sano y fuerte. Empiezas a disfrutar de la sensación de movimiento, de estar al aire libre. Te ayuda a dormir mejor, sentirte mejor durante todo el día, una vez que se hace un hábito a largo plazo.

  2. Para dar un buen ejemplo. Cuando era una persona sedentaria, no sólo te sientes mal, sino que también estás siendo un mal ejemplo para tus hijos. Si no soy activa, mis hijos tampoco lo serán. Así que este nuevo hábito está también enfocado a ellos. Y hacer un nuevo hábito para el beneficio de los demás es un motivador increíble.

  3. Para divertirme y relacionarme con los demás. Practicar deporte al aire libre (o incluso en el interior) puede ser divertido. Y si lo hago con otras personas, pasaremos un buen rato juntos. Algunas ideas: pasear/correr/ir en bicicleta con un amigo o ser querido, unirse a una liga de pádel, ir a una clase de yoga con los amigos, unirse a un club de corredores, ir de senderismo con miembros de la familia, correr a lo loco con tus niños, ir a clases de baile.

Buscar el tiempo

Para mí esto es lo más difícil: buscar el momento de hacer ejercicio. Para ello he buscado un método que me funciona:

  1. Comprometerme a hacer una actividad física divertida en un momento específico durante el día: bloquear ese tiempo para esto. ¡Son sólo 10 minutos como máximo! En mi caso es al volver a casa después del trabajo, pero puede ser cuando te despiertas, después del desayuno, en el almuerzo… Después se va aumentando el tiempo de forma gradual.

  2. Poner un recordatorio para que suene a la vez que se va a hacer la actividad lúdica. Mejor aún, tener un recordatorio físico o dos (como notas adhesivas o tus zapatillas para correr) en algún lugar que definitivamente lo veas cuando llegue el momento de poner en marcha el nuevo hábito. Ejemplos: estera de yoga al lado de tu cama, o tu casco de bicicleta en la puerta de entrada para que lo veas cuando llegas a casa. O una gran nota al lado de tu tetera o cafetera. ¡No te puedes olvidar!

Enfocarse en empezar

No sé si os pasa, pero para mí lo que me cuesta más es empezar. La mayoría de las personas fracasan en sus hábitos – especialmente aquellos como el ejercicio y otras actividades físicas – porque les cuesta empezar. Lo aplazamos, y lo aplazamos un poco más. Entonces no estamos haciendo el hábito en absoluto.

Así que empezar ya es un éxito. Si te has levantado, te has puesto las zapatillas y has salido por la puerta de tu casa para ir a correr, ya eso es un éxito. Luego empiezas por 5 minutos y luego por 10… Lo más difícil es empezar.

Así que: apaga tu ordenador, tu tablet y tu móvil y ¡empieza a estar activo!

Otros hábitos que me he propuesto

Éstos son otros hábitos que me he propuesto en otros meses:

En 2015

En 2014

Foto por Paul Rysz
¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

5 reacciones a 12 meses, 12 hábitos. Mayo: estar activo

  1. Y salir una vez al mes al campo también vale, ¿no? ;) Espero que lo podamos cumplir, porque me recarga de energía cada vez que echo unas horas en el campo.

  2. Pingback:Cómo tener el hábito de una alimentación saludable de forma flexible

  3. Pingback:5 razones para conducir despacio y consejos para conseguirlo

  4. Pingback:10 Consejos prácticos para practicar la bondad

  5. Pingback:5 trucos para eliminar de la dieta los azúcares refinados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>