12 meses, 12 hábitos. Enero: eliminar de mi dieta los azúcares refinados

 

Estoy convencida de que las metas se logran mediante hábitos. En mi propósito de tener una alimentación saludable tiene que incluirse a la fuerza el eliminar de mi dieta los azúcares refinados. He empezado tarde en el mes -cuando he vuelto a mi rutina después de la “resaca” de las Navidades. Aún así creo que puedo conseguirlo.

 

¿Por qué eliminar los azúcares refinados?

 

Los motivos por los que he decidido eliminar de mi dieta los azúcares refinados son, principalmente, estos tres::

  1. Comer más sano. Los azúcares refinados no son beneficiosos para el cuerpo. Son simplemente un nutriente. Al contrario de los azúcares buenos -presentes por ejemplo en las frutas, en la caña de azúcar o en la remolacha-, los azúcares refinados no tienen ni fibra, ni vitaminas ni minerales, ni siquiera agua.

  2. Eliminar la dependencia. El azúcar refinado llega rápidamente a la sangre, generándote una falsa sensación de energía, que dura poco tiempo.  A consecuencia de ello, la insulina sufre desniveles que pueden provocar repentinos cuadros de energía y actividad en los picos altos, o cansancio, mal humor y poco rendimiento mental en sus picos bajos, que suelen ser los más frecuentes. Esto crea dependencia y es lo que me ocurre a mí por las tardes, que tengo la sensación que necesito merendar algo dulce para poder continuar con mi día.

  3. Dar ejemplo. Una buena manera de enseñar a mis hijos a comer sano es haciéndolo yo primero y dando ejemplo. Gracias a un artículo que leí en Mamanido, hicimos en casa nuestra propia lista de meriendas saludables que estuvimos aplicando durante un tiempo toda la familia. Fue más fácil de la que pensaba, pero las Navidades nos han hecho “pecar”. Éste es un buen momento para retomarlo.

 

¿Cómo lo voy a hacer?

 

Eliminar los azúcares refinados de mi dieta no va a ser fácil para mí.  Ésta va a ser mi estrategia:

  1. No comprar. Al menos durante este mes no voy a comprar ningún producto que tenga azúcares refinados: azúcar blanca, bollería, galletas, bebidas azucaradas…Para ello es importante ir al supermercado con una lista hecha y sin hambre. También es importante llevar algo para picar saludable cuando voy por la calle en la ciudad (¿por qué hay croissanterías por todos lados?).

  2. Tener alimentos sanos en abundancia. Me he dado cuenta que, cuando me entra hambre de lobo y tengo que comer algo ya, es cuando suelo tomar azúcares refinados. Para evitarlo es importante tener al alcance alimentos sanos tales como fruta, almendras, nueces, tomatitos…

  3. Sustituirlos por azúcares naturales. Una buena manera de dejar un mal hábito es sustituirlo por un buen hábito. Cuando me apetezca azúcar comeré fruta o dátiles o zumo natural.

  4. Planificar mis meriendas. Suelo planificar todas las comidas y cenas de la semana. De esta manera simplifico mis compras en el super y equilibro más mi dieta. Pero no suelo planificar mis meriendas, y ahí es donde suelo comer cualquier cosa, que termina siendo algo nada beneficioso para mi salud. Así que meteré en mi planning semanal también meriendas saludables.

  5. Preparar mis meriendas a la hora de la comida. En mi caso lo que más me cuesta de merendar saludablemente es preparar la merienda. Así que he pensado que puede ser buena idea preparármela al medio día, a la vez que hago de comer, para que así, cuando me apetezca merendar, tenga una merienda saludable lista para comer.

 

Mi mantra

 

A veces ver ciertos alimentos como “prohibidos” hacen que los deseemos con más ahínco. Hace algún tiempo aprendí de la nutricionista Ana Moreno una frase: “¿Te quieres lo suficiente?” Ahora la uso como mantra cada vez que me apetece comer algo poco saludable. ¿Te quieres lo suficiente? Sí. Pues entonces no lo comas. Usaré este mantra para conseguir el hábito que me he propuesto este mes de eliminar de mi dieta los azúcares refinados.

 

Otros hábitos que me he propuesto

 

Éstos son otros hábitos que me he propuesto en otros meses:

 En 2015

En 2014

 

 

Foto por mamaloco
 
¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

19 reacciones a 12 meses, 12 hábitos. Enero: eliminar de mi dieta los azúcares refinados

  1. Pues que buena selección! Creo que voy a sumar tus propósitos a mi propia lista de propósitos sostenibles, me encanta y creo que también tengo que trabajar en cada una de las cosas que mencionas. Bueno, cambio levantarme temprano (que no me queda más remedio que hacerlo) por acostarme temprano, jeje. Y un consejo para tu propósito de este mes: otra cosa que a mí me ayuda mucho cuando me entra la ansiedad de dulce, es algo que aprendí con la única dieta seria que hecho en mi vida, hace unos 9 años, es tomarme una infusión. Y no por dulce: una infusión sin dulce, incluso un té amargo. Para quitarme las ganas de postre, por ejemplo. Si sientes que te hace falta masticar algo, acompáñalo con unos frutos secos. Ya verás… También perfecto para ganas de comer entre comidas. ¡Un beso!

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      ¡Qué buen truco el de la infusión, Yve! Me lo apunto. El de los frutos secos ya lo practico, son mi perdición. ;)

  2. Noemí Rodríguez Jordana dice:

    Inma, me gusta mucho este post. Es una cosa que me planteo muchas veces, pero reconozco que no por mi, sino por mis hijos. Como tu dices hay que practicar con el ejemplo.

  3. Marta dice:

    Hola Imma. No puedo estar mas de acuerdo contigo. Me gusta la idea de darle un objetivo cada mes…asi poder potenciarlo y convertirlo en un hábito. Tomo nota. Feliz año!

  4. ApC dice:

    Buenas noches.
    Felicidades y gracias por el blog. Magnificos contenidos.
    Estoy en pleno diseño de mi plan de entrenamiento de rutinas y me surgen muchas dudas al respecto viendo el tuyo:
    1. No ves viable el agrupar algunos de estos objetivos en un mes? (Malditas prisas. Exceso de motivacion?)
    2. Realmente tienes la intencion de que se conviertan en rutinas perpetuas diarias? De lograrlo, no te terminarian faltando horas al dia con estos 12 habitos nuevos el año que viene? Es algo que me autogestiono
    3. Crees que es bueno preestablecer los 12 objetivos ya? El año es largo y surgen nuevas situaciones y necesidades

    Aparte, en cuanto a tu correccion de los azucares, aunque estoy de acuerdo en que no comprar es la clave, cuando tengo dulces a la mano, pero me autoconvenzo de no ‘pecar’, la sensacion de refuerzo, control y satisfaccion es muy alta. En realidad, seria la autentica victoria. El controlar la situacion realmente y poder, incluso, comer un dulce puntual, seria lo que realmente te posicionaria en la cumbre del autodesarrollo personal (es dificil, por supuesto).

    Gracias de nuevo.

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Te voy respondiendo:
      1.- Puedes hacer lo que mejor funcione para ti. En mi caso he comprobado que los cambios graduales funcionan mejor conmigo.
      2.- Yo pruebo un mes, si un hábito no funciona o no me termina de gustar no lo continúo. De todas formas algunos se pueden hacer a la vez (como leer y escuchar música, por ejemplo.
      3.- Estos hábitos que ves son los que me planteé en 2014. Para 2015 prefiero ir planteándomelos mes a mes, para así no tener prisas. Pero igualmente, haz lo que mejor funcione contigo.

      En cuanto a lo que dices de los azúcares, mi objetivo final es poder controlarme cuando tenga dulces en casa, pero este mes no voy a comprar para crear el hábito.

      Gracias por comentar.

  5. Hola Inma, yo hace casi un año que deje de poner edulcorante (azucar o sacarina) en el café o infusiones. Si que peco con algún postre de vez en cuando, pero creo que quitarme ese azucarillo de cada café ha sido un gran beneficio para mi cuerpo.

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Es un paso. Yo también empecé por ahí. Parece difícil pero no lo es. ¿A que no?

      • Niria Amario dice:

        Hola Inma, grato conocerte. Celebro lo que haces, me parece de una gran calidad humana. Pensar en mí y en el otro; es extraordinario. Compartir experiencias de crecimiento, ayuda al prójimo, tender la mano con las herramientas de nuestra propia experiencia y respetando la de cada uno es una bonita manera de reconocer las diferencias y ayudar a canalizarlas. Qué bueno! me anoto y te sigo, saludos y buenos deseos en este tiempo nuevo

  6. Pingback:Esta semana por la red… | Monsters are not…

  7. Pingback:10 Consejos prácticos para practicar la bondad

  8. Pingback:Cómo tener el hábito de una alimentación saludable de forma flexible

  9. Pingback:12 Pasos para dejar un mal hábito - Conecta con tu Cuerpo

  10. Pingback:4 razones por las que la gratitud me hace más feliz

  11. Pingback:20 trucos para mantener la casa ordenada y limpia

  12. Pingback:Cómo llevar una alimentación viva y saludable - Vida en positivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>