El monje que vendió su Ferrari

El libro de Robin S. Sharma El monje que vendió su Ferrari me lo leí hace ya mucho tiempo, pero de vez en cuando me lo releo porque me gusta repasar sus enseñanzas. Es uno de esos libros que te eligen a ti.

Robin, a través de una fábula, da unas ideas prácticas para mejorar la calidad de nuestra vida, llevar una vida más equilibrada y plena. Se trata de la fusión de la sabiduría espiritual de Oriente en nuestra vida de Occidente.

El monje que vendió su Ferrari narra la historia de rico y exitoso abogado que creía que lo tenía todo en la vida hasta que sufrió un ataque cardíaco que le hizo reflexionar sobre las grandes cuestiones de la vida. Así que este abogado vendió todas sus posesiones y se fue a la India a encontrar la iluminación. Allí conoció a los Sabios de Sivana en una remota comunidad perdida en el Himalaya, donde el yogui Raman le enseñó en lo alto de las montañas durante varios años un modo de vida más sosegado, así como un método que le permite liberar todo su potencial y vivir con pasión, determinación y paz. Después regresa a casa para compartir la sabiduría obtenida con un ex-compañero de trabajo.

A través de cada capítulo, Robin Sharma nos desvela las siete virtudes de la vida esclarecida, que son:

  1. Dominar la mente.
  2. Seguir el propósito.
  3. Practicar el Kaizen.
  4. Vivir con disciplina.
  5. Respetar el propio tiempo.
  6. Servir desinteresadamente a los otros.
  7. Abrazar el presente.

Es un libro muy espiritual y recomiendo su lectura. A pesar de ser un libro de sólo 200 páginas, se le pueden sacar muchas ideas interesantes.

10 ideas claves del libro

  1. Cultiva diariamente la mente, cuerpo y alma, de una forma equilibrada.
  2. La calidad de vida está influenciada directamente por la calidad de los pensamientos. Mantén unos pensamientos positivos y optimistas.
  3. Lo más valioso que tienes en esta vida es el tiempo y… no es renovable. Piensa en qué y en quién inviertes tu tiempo.
  4. Vive para dar. Porque lo que importa después de todo es lo que uno aporta a las demás personas.
  5. Vive con disciplina y con fuerza de voluntad. Ten hábitos de vida importantes para mejorar como persona.
  6. No existen los errores, solo las lecciones. Considera los reveses como oportunidades de expansión personal y crecimiento espiritual.
  7. El propósito de la vida es una vida con propósito. La felicidad consiste en marcarse objetivos y trabajar con empeño en cumplirlos.
  8. La felicidad es un camino, no un destino. Vive en el ahora. Disfruta del presente.
  9. Céntrate en lo importante y mantén el equilibrio.
  10. Simplifica tu vida.

 

¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

5 reacciones a El monje que vendió su Ferrari

  1. carmen dice:

    Tanto las virtudes como las ideas son para llevarlas a la practica ya!!!!,¿a que esperamos?

  2. Homo Minimus dice:

    Con todo de acuerdo, excepto con lo de que la felicidad consiste en marcarse objetivos. Creo que los objetivos están sobrevalorados. Para mí la felicidad tiene más que ver con explorar y clarificar los valores personales y vivir de acuerdo a ellos.
    Una analogía: los valores son la dirección vital hacia la que queremos navegar. Los objetivos o metas son paradas a lo largo de la travesía, puertos o puntos en el camino.
    Puedo vivir mis valores sin necesidad de alcanzar ciertos objetivos o metas. Hay muchas maneras de vivir mis valores.
    Además, las metas son puntos de llegada en el futuro; en cambio, puedo vivir según mis valores desde este mismo instante.
    No he leído el libro, aunque lo conozco desde hace mucho tiempo. Igual me animo.
    Salud.

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Todavía tenemos taaaaaaaaaaanto de que hablar sobre la felicidad, ;)
      No veo nada de malo en vivir mis valores ahora y además, plantearme metas u objetivos. ¿A o B? No, mejor A+B.
      Un abrazo, gracias por comentar.

  3. Lidia Ruiz dice:

    Excelente Parábola
    Jesús dijo:
    No os afaneis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán, basta a cada día su propio afán.
    Mateo 6:34
    .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>