Serie “Cómo alcanzar la paz interior”: 7. Perdonar

Perdonar es dejar a un lado los pensamientos y actitudes que nos crean dolor, pensamientos relacionados con un hecho que nos ha causado y nos sigue causando sufrimiento. Para ello debemos aceptar, de corazón, lo que ocurrió.

Todos hemos sido heridos por otra persona en algún momento u otro. Y mientras que este dolor es normal, a veces que el dolor persiste por mucho tiempo. Revivimos el dolor una y otra vez, y tenemos dificultades para dejar ir.

Esto causa problemas. No sólo hace que seamos infelices, sino también puede tensar las relaciones, distraernos del trabajo y la familia y otras cosas importantes, hacernos reacios a confiar en las personas. Nos quedamos atrapados en un ciclo de la ira y el dolor, y se pierde la belleza de la vida.

Tenemos que aprender a dejar ir. Tenemos que ser capaces de perdonar, para que podamos seguir adelante y ser felices.

El perdón puede cambiar tu vida. La mía la cambió.

El perdón no significa borrar el pasado, o olvidarnos de lo que ha sucedido. Ni siquiera significa que la otra persona va a cambiar su comportamiento – no se puede controlar eso. Tampoco significa que vaya a haber una reconciliación, aunque a veces ocurre.  Lo único que significa es que estás dejando de lado la ira y el dolor, y pasas a un estado mejor, de paz interior.

No es fácil. Pero se puede aprender a hacerlo.

Estos son algunos motivos por los que perdonar:

  • Perdono porque lo necesito, no porque me lo pidan o sea generoso, o por el qué dirán… realmente necesito perdonar para estar en paz.

  • Perdono porque quiero estar bien conmigo mismo y la ofensa me mantiene en un estado de alteración que elimina cualquier atisbo de tranquilidad.

  • Perdono porque las ofensas pesan mucho y acumularlas durante mucho tiempo en mi interior pueden crear enfermedades en mi cuerpo físico.

  • Perdono porque mi vida, mi felicidad, mi bienestar es mucho más importante que cualquier ofensa que puedan hacerme.

Comparto contigo algunas cosas que he aprendido:

  1. Comprométete a perdonar. Esto no se hace en un segundo ni siquiera en un día. Cambiar algo en ti puede suponer algún tiempo. Así que comprométete a cambiar, porque reconoces que el dolor te está haciendo sufrir.

  2. Piensa acerca de los pros y los contras. ¿Qué problemas te causa este dolor? ¿Afecta a tu relación con esta persona? ¿ Y con los demás? ¿Te afecta en el trabajo o con la familia? ¿Te impide perseguir tus sueños, o de convertirte en una mejor persona? ¿Te causa infelicidad? Piensa en todos estos problemas, y te darás cuenta que tienes que cambiar. Entonces piensa en los beneficios del perdón – la forma en que te hará más feliz, liberarte del pasado y el dolor, mejorar las cosas con tus relaciones y la vida en general. A mí esto es lo que más me motivó a perdonar.

  3. Date cuenta de que tú puedes cambiar esto . Tú no puedes controlar las acciones de los demás, de hecho no te aconsejo que trates de hacerlo. Pero sí puedes controlar no sólo tus acciones, sino también tus pensamientos. Puedes dejar de revivir el dolor, y puedes optar por seguir adelante. Tú  tienes este poder. Sólo tienes que aprender a ejercerlo.

  4. Practica la empatía. Prueba esto: ponerte en los zapatos de esa persona. Trata de entender por qué la persona hizo lo que hizo. Hazlo siempre presuponiendo de que la persona no es una mala persona, pero que  ha hecho algo malo. ¿Qué podía haber estado pensando en ese momento? ¿Qué fue lo que le pasó a esa persona para que hiciera lo que hizo? ¿Qué podía haber sentido cuando lo hizo, y qué sintió después? ¿Cómo se sentirá ahora? No se trata de decir que lo que hizo está bien, pero intenta ponerte en su lugar tratando de entender y empatizar.

  5. Asume tu responsabilidad . Trata de imaginar cómo podrías haber sido parcialmente responsable de lo sucedido. ¿Qué podrías haber hecho para prevenirlo, y cómo se puede evitar que suceda la próxima vez? Esto no quiere decir que  estés tomando toda la culpa, o asumiendo la responsabilidad de la otra persona.  Se trata de darse cuenta de que no somos víctimas sino participantes en la vida.

  6. Concéntrate en el presente. Ahora que has reflexionado sobre el pasado, te das cuenta de que el pasado ha terminado. No está sucediendo ya, excepto en tu mente. Y eso te causa problemas – infelicidad y estrés. En lugar de eso, lleva tu atención de nuevo al momento presente. ¿Qué estás haciendo ahora? ¿Qué de positivo puedes encontrar en lo que está sucediendo en este momento? Busca lo positivo en la vida ahora y deja de revivir el pasado. Es normal que, inevitablemente, empieces a pensar en el pasado, pero inmediatamente date cuenta y lleva suavemente tus pensamientos  de nuevo al momento presente.

  7. Siente compasión. Por último, darte cuenta que, al perdonar a la persona,  te estás permitiendo ser feliz y seguir adelante. Siente empatía por la persona y el deseo de felicidad para ella. Puede tomar tiempo, pero si estás atascado en este punto, repite algunos de los de arriba hasta que puedas llegar hasta aquí.

Deberíamos empezar por perdonarnos primero a nosotros mismos, observarnos y ver qué cosas aún no nos hemos perdonado, y dejarlo ir.

Otras entradas de esta serie:

 

Foto de Tania Cataldo

 

¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

10 reacciones a Serie “Cómo alcanzar la paz interior”: 7. Perdonar

  1. Maria dice:

    Yo también creo que el perdón es muy importante. Creo que no hay que olvidar (cognitivamente) pero sí eliminar ese sentimiento negativo de nuestro corazón. Tener esos recuerdos en nuestra cabeza pero no en el corazón para no volver a revivir continuamente esas situaciones vividas que tanto daño nos hicieron.

    Me gustan mucho varias de las ideas que lanzas. Yo también creo que a veces lo primero que pensamos de alguien es que lo que ha hecho lo ha hecho a propósito. Muchas veces simplemente nos equivocamos. La gente y nosotros mismos. Y todo el mundo tiene derecho a equivocarse y a ser perdonado.

    Otra de las ideas que me ha gustado es lo del victimismo. Es tan fácil asumir esa posición… pero nosotros podemos cambiar las cosas. Y digo más, nuestras acciones, nuestras respuestas pueden también cambiar las actitudes negativas que tienen algunas personas hacia nosotros.

    Me ha gustado mucho este post, Inma. Muy completo. Un beso enorme.

  2. Mario Gomez dice:

    Me encantan y refrescan tus palabras por son tan atinadas y practicas.
    Gracias …….empiezo hoy a ponerlas en practica.
    Un abrazo

  3. Al final de cuentas el perdón es lo mejor para nosotros mismos… es la mejor manera de quitarse algunos lastres de nuestras vidas y pensamientos.

  4. Pingback:Las 3 claves de la felicidad - Vida en positivo

  5. amor dice:

    Antes de nada Felicitarte por estos posts estupendos. El post que mas me ha gustado y diría yo el más importante es éste, EL PERDÓN. Como dice mi padre, el Perdón es un Seguro de Vida. Pienso que en la sociedad de hoy hay un pecado Capital que devora a muchos…La Soberbia. Un Soberbio sabe pedir Perdón? Ahí lo dejo.

    Gracias por tu aporte y Espero que no me borres el comentario, ya que he escrito con la mayor sinceridad posible al respecto. Saludos

  6. Pingback:Serie "Cómo alcanzar la paz interior": 1. Reeducar la mente

  7. Pingback:7 Técnicas para vivir conscientemente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>