33 trucos para tener más energía

A veces nos sentimos cansados y fatigados, sin fuerzas para el día que se nos presenta. Os comparto una serie de trucos que uso para tener más energía.

Puede ser que a ti no te funcionen o puede ser que sí. Te invito a que los pruebes y elijas los que van contigo.

33 Trucos para tener más energía

 

1.- Levántante todos los días a la misma hora, incluido el fin de semana.

Esto establece tu reloj biológico. De lo contrario, estarás totalmente despierto cuando debieras estar durmiendo, o al revés. El truco está en ir a la cama a la misma hora todos los días, para dormir lo suficiente y tener más energía.

 

2.- Trabaja con el reloj del cuerpo.

Hay un flujo natural de energía durante todo el día. Empieza lento justo al levantarte. Tenemos un pico de energía a media mañana, y es natural querer echar una siesta por la tarde. Tenemos un segundo pico de la energía por la tarde, seguido de nuestro punto más bajo de energía justo antes de acostarnos. Una vez que entendamos este ritmo natural de la energía durante el día, se puede trabajar en las tareas importantes durante las horas pico y evitar reuniones por la tarde.

 

3.- Duerme lo suficiente.

Uno de los principales motivos por los que estamos a veces faltos de energía es porque no dormimos lo suficiente. Intenta dormir todos los días de 6 a 8 horas seguidas y siempre a la misma hora, y conseguirás tener más energía.

 

4.- Empieza el día con un potente desayuno.

Tomar un buen desayuno te dará la energía que necesitas para el día en tus horas más productivas. Además hará que no comas copiosamente al medio día, y eso te evitará la falta de energía después de comer.

 

5.- Haz pequeñas comidas, varias veces al día.

En lugar de comer un par de comidas fuertes al día, te recomiendo que hagas de 4 a 6 pequeñas comidas, para mantener tu nivel de energía alto y tu nivel de hambre bajo. Además, si tomas grandes comidas, el proceso de digestión gastará toda tu energía y hará que te sientas fatigado y cansado.

 

6.- Come alimentos que te den energía.

Hay alimentos que proporcionan energía de forma natural, como las bayas, nueces, cítricos (naranjas, mandarinas, limones…), cacao, brócoli y coles, plátanos, aceite de oliva, algas… Incluye estos elementos en tu alimentación y no te faltará energía.

 

7.- Toma hierro y vitamina C.

El hierro transporta el oxígeno por tu cuerpo, por lo tanto te da más energía. Si te sientes continuamente cansado, sin energía, pálido… es posible que te falte hierro. Toma alimentos ricos en hierro (algas, lentejas, soja no transgénica, mariscos o carnes rojas) o incluso, si es necesario, toma suplementos de hierro. Combínalos con alimentos ricos en vitamina C (cítricos, tomates, brócoli…)  para asimilar mejor el hierro. Además varios estudios muestran la correlación entre la deficiencia de ácido cítrico y la fatiga crónica.

 

8.- Ingiere suficientes vitaminas B.

Las vitaminas B abarcan una variedad de funciones corporales, pero la mayoría de las vitaminas B están involucradas en el proceso de conversión del azúcar en la sangre en energía utilizable. Para asegurarte de que obtienes la cantidad adecuada de vitaminas del grupo B, sigue una dieta equilibrada.

 

9.- Bebe mucha agua.

El agua es vida. La deshidratación es una de las causas de la fatiga. Bebe de uno a dos litros de agua al día, sobretodo en la primera mitad del día. Tu energía mejorará.

 

10.- Elige alimentos con bajo índice glucémico.

Elige para tu alimentación carbohidratos complejos (de bajo índice glucémico) en lugar de carbohidratos simples (azúcar). Los carbohidratos con un índice glucémico alto  son aquellos en los que el azúcar se digiere más fácilmente por el cuerpo. Eso da lugar a un aumento de energía seguido de una bajada de azúcar.

Así que evita los alimentos con un índice glucémico alto como pan blanco, patatas, y alimentos con alto contenido de azúcar (como bebidas gaseosas).

Decántate por los alimentos de bajo índice glucémico (los carbohidratos buenos) como son las frutas y verduras, cereales (por ejemplo el pan integral), alimentos bajos en carbohidratos (por ejemplo carnes), y la pasta.

 

11.- Toma proteína en lugar de grasas o carbohidratos.

Los alimentos con proteínas y bajos en grasas ayudan a sentirte más lleno durante más tiempo.  También evitan los picos de azúcar en la sangre, que te da más energía constante. Los alimentos ricos en proteínas magras incluyen huevos, pescado y otros mariscos, carne magra de cerdo, o pechugas de pollo o pavo (“carne blanca”).

 

12.- Toma más fibra soluble.

La fibra soluble es aquella que ralentiza la tasa de absorción de los azúcares y equilibra tus niveles de energía al evitar un azúcar alta. Por otro lado la fibra insoluble es buena para prevenir el estreñimiento, así que no te preocupes demasiado en qué tipo de fibra tomas, puesto que los dos tipos son buenos para ti. Incluye en tu dieta alimentos ricos en fibra soluble como frutos secos, cereales, frutas, verduras, legumbres y avena.

 

13.- Ojo con la cafeína.

Tomar bebidas que tengan cafeína o teína te proporciona una inyección de energía, pero hay que tener cuidado porque puede convertirse en una dependencia. La tentación de beber más café para obtener más cafeína será muy fuerte. Así que evita en la medida de lo posible obtener la energía por estas vías. Lo mismo pasa con las bebidas energéticas: son como tarjetas de crédito de energía, estás gastando energía del futuro para tener energía a corto plazo.

 

14.- Toma una merienda energética por la tarde.

Una pequeña merienda por la tarde, baja en azúcares y rica en proteínas y fibra, tomada dos horas después de comer nos ayudará a terminar el día con energía.

 

15.- Echa una mini-siesta.

Ojo con esto: que sea corta (5-10 minutos) y sea sentado. Si te echas en el sofá o en la cama y largas la siesta, habrás echado por alto toda la tarde.

 

16.- Viste colores brillantes.

Este truco está relacionado con la imagen que proyectas a los demás y a ti mismo. Si vistes colores oscuros y sombríos, tu actitud será sombría y oscura, y los demás van a responderte con actitud sombría. Por el contrario, si usas colores alegres y brillantes, tu actitud será alegre, lo  cual mejorará tu estado de ánimo y tu energía.

 

17.- No fumes.

Si fumas entonces se reducirá el nivel de oxígeno de tu cuerpo, además la nicotina hace que dormir sea difícil para ti, y en consecuencia tu energía descenderá rápidamente. Los ex-fumadores con frecuencia reportan un aumento de energía de 2-3 veces cuando dejan de fumar.

 

18.- Evita el alcohol.

El alcohol tiene unos efectos sedantes que eliminarán tu energía para el resto del día. Además, si tomas alcohol por la noche no podrás dormir bien y te sentirás cansado al día siguiente.

 

19.- Haz ejercicio.

Hacer ejercicio  te ayuda a dormir mejor y por la mañana podrás levantarte con mayor nivel de energía. Además el ejercicio actúa como un estimulante natural y también causa una liberación masiva de endorfinas, éstas a su vez te darán un aumento rápido de energía.

Si llevas una vida sedentaria, seguramente sólo pensar en hacer ejercicio puede resultarte agotador. Te recomiendo que empieces con muy poco, para luego ir aumentando gradualmente, así no perderás la motivación. Intenta hacer ejercicio por la mañana, antes de ir al trabajo.

 

20.-Ten más sexo.

Tener sexo es una forma divertida de tener una subida de endorfinas lo cual te pondrá de mejor estado de ánimo y aumentará tu energía.

 

21.- Mantente en un peso saludable.

Las cosas que haces para bajar de peso (ejercicio, beber agua, evitar los azúcares simples) son acciones que también tienen un efecto positivo sobre tu nivel de energía. Te sentirás más ligero y las cosas que antes hacías sin aliento ahora te parecerán mucho más fáciles. Bajar de peso ofrece un doble impacto para aumentar tu energía.

Eso sí, ten cuidado con las dietas de choque. Cortar demasiadas calorías, es decir, la energía que tu cuerpo necesita, demasiado rápido hará que estés aún más cansado. Toma pequeños pasos, y haz que sea un cambio de estilo de vida .

 

22.- Escucha música mientras trabajas.

Es bien sabido que los centros de placer de nuestro cerebro se iluminan cuando escuchamos música. Colócate los auriculares y escucha cualquier música que te gusta mientras trabajas.  Le darás un impulso a tu productividad.

 

23.- Canta una canción en voz alta.

Esto te llevará poco tiempo (3 o 4 minutos). Elige una canción animada que te guste. Yo suelo elegir algo de Rock.  Olvídate de los prejuicios y canta con ganas, acompañando con la cabeza. Esto te dará una subida de adrenalina que te hará tener energía por un buen rato.

 

24.- Lávate la cara.

Lavarse lu cara o ducharse constituyen un truco sencillo para aumentar rápidamente tu energía en aquellos momentos que te sientes cansado.

 

25.- No estés mucho tiempo sentado.

Ponte de pie, estira los brazos, la espalda, las piernas y el cuello. Haz una respiración profunda por la nariz, manténla, y déjala escapar lentamente y con fuerza. Repite varias veces. Esto te llevará sólo 30 segundos y será una solución inmediata.  Cuando te encuentres bajo de energía, este ejercicio te ayudará a tener la sensación de frescura necesaria para seguir con el trabajo que estés realizando.

 

26.- Elimina el estrés.

A veces el estrés puede estar bien, como cuando estás en una fecha límite para entregar un proyecto. Pero por lo general el estrés nos resta energía. Aprende técnicas para relajarte.

 

27.- Sal fuera.

Salirse fuera a tomar un poco de aire fresco, un cambio de escenario, y un paseo rápido puede hacer maravillas en tu estado de ánimo y tu motivación. La luz solar provoca que tu cerebro libere serotonina la cual ayuda a elevar tus niveles de energía.

 

28.- Tómate un día sabático.

Elige un día (por ejemplo en el fin de semana)  y simplemente haz lo que quieras. No trabajes, no hagas tareas, no hagas nada. Disfruta de un día completo de vacaciones. Al día siguiente volverás a trabajar más motivado y lleno de energía.

29.- Organiza tu mundo.

Cuando organizas tu mundo, no tienes que gastar energía en  llevar la cuenta un millón de cosas. Toma el control de tu tiempo y productividad:

 

30.- Socialízate.

Apaga Internet y ve a socializar con los amigos. Los seres humanos somos animales sociales, y tenemos que socializarnos regularmente para mantener nuestra salud y nuestro nivel de energía.

 

31.- Ríete.

La risa es una gran medicina para el agotamiento. Asegúrate de que ríes con regularidad para mantener tu estado de ánimo. Busca a gente divertida o suscríbete a una broma de correo electrónico todos los días. Ríe con tu familia, amigos o compañeros de trabajo.

 

32.- Haz lo que amas.

Hacer algo que te apasione te da energía. La pasión te permite estar entusiasmado con algo y rara vez lo sentiremos como trabajo. ¿Disfrutas con la pintura, el dibujo o la fotografía? ¿O estás escribiendo o enseñando lo que le gusta? ¿No sabes lo que te apasiona? Prueba un montón de cosas diferentes para ver lo que te anima. Cosas que temes podrían ser tu nueva pasión.

 

33.- Mira el lado bueno.

Un panorama general optimista y positivo de la vida, mantendrá tu nivel de energía. Sí, lo peor que puede suceder en realidad podría suceder, pero preocupándote sólo te absorberá tu energía. Busca lo positivo en cada situación y que no te sentirás tan cansado.

¿Cuál es tu secreto para tener más energía? Compártelo en los comentarios.

 

Foto cortesía de The World According To Marty

 

¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : permalink.

16 reacciones a 33 trucos para tener más energía

  1. avelino dice:

    Solo con cumplir la mitad bastaria para ser mas felices la otra mitad pasado un tiempo jajajaj

  2. Redmamba dice:

    Muy chulos los truquis, muchas gracias!
    Aunque no estoy de acuerdo con el punto 16 :D

  3. ¡Muy bueno! Parecen muchas cosas pero no son difíciles de hacer… aunque no me importaría que las horas de sueño fueran algo más de 8… lo de pensar en sólo 6 horas me cansa ya :)

  4. carmen sánchez dice:

    Inma, fantásticos los 33 consejos. Daría algo por el de la minisiesta y el día sabático. Muchos de los que dices los llevo a cabo y el resto tampoco parecen complicados.
    Si nos hace estar mejor y con más energía, nos hará también más felices, así que a por ello.
    Un beso.

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Bueno, tampoco hay que cumplirlos todos. Yo no hecho nunca la minisiesta, porque a mí las siestas me sientan mal (aunque tampoco podría).

  5. Pingback:Lo mejor del 2014 - Vida en positivo

  6. Pingback:7 Motivos por los que necesito estar conectada con la naturaleza - Vida en positivo

  7. Pingback:Segundo aniversario de Vida en Positivo - Vida en positivo

  8. Pingback:5 consejos para ir en bicicleta en invierno - Vida en positivo

  9. Pingback:12 meses, 12 hábitos. Mayo: estar activo - Vida en positivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>