Vuelta al cole: rutinas

En unos días llega la vuelta al cole (por lo menos aquí en España) y volvemos a retomar nuestra rutina diaria. Está comprobado que a los niños les gusta las rutinas, les hace sentirse más seguros y tranquilos, y a los papás y mamás también nos ayuda a afrontar el día a día con menos estrés. ¡A veces tenemos hasta ganas de que llegue la vuelta al cole!
Éstos son algunos consejos para ayudarte a empezar con las rutinas para aplicar si tu hijos van al cole.

Rutinas de la mañana

La clave para una rutina de la mañana es la consistencia, que les ayuda a hacer las cosas de manera más eficiente y automática. Aunque estén medio dormidos, no olvidarán hacer nada.
Algo que puede venir bien al principio es hacer una lista a cada miembro de la familia con todas las cosas que tienen que hacer por la mañana. Por ejemplo, la de mi hija de 8 años sería:

  • Lavarse la cara y las manos
  • Desayunar
  • Recoger plato y vaso del desayuno
  • Vestirse
  • Hacer la cama y recoger el cuarto
  • Lavarse los dientes
  • Peinarse
  • Ponerse el abrigo (cuando hace frío)
  • Coger la mochila del cole

Busca la manera de combinar las distintas tareas de la forma que mejor os venga a todos. Por ejemplo, si sólo tenéis un baño, organizaros para no coincidir todos a la misma hora. O si tus hijos se suelen manchar desayunando o lavándose los dientes, que vestirse sea lo último que hagan.

Es importante levantarse con la hora suficiente para no ir corriendo por la mañana. También ayuda dejarlo preparado todo por la noche, así el tiempo para imprevistos es menor.

Después del colegio

La rutina después de la escuela es también es importante porque los niños necesitan tiempo para descansar y jugar, pero también para hacer los deberes y asistir a sus actividades extraescolares. No importa con quién pasa el tiempo el niño, si con los padres, abuelos, cuidadores… A veces por trabajo no todos los padres y madres pueden estar con sus hijos por las tardes, pero igualmente pueden tener una rutina después del colegio.

En nuestro caso nuestra hija mayor – el pequeño aún es un bebé – tiene la siguiente rutina por las tardes:

  • Hacer los deberes, y así no tiene que pensar más en ellos el resto de la tarde.
  • Ir a sus actividades extraescolares, los días que tiene, que no son todos.
  • Ir al parque, los días que no tiene actividades extraescolares. A mi pequeña le gusta cambiar de parque con frecuencia, y tenemos la suerte de tener varios parques cerca.
  • Merendar. Si vamos al parque, nos llevamos la merienda. Si no, merendamos todos juntos en la cocina. A mi hija le encanta. En general, le encanta todo lo que hacemos todos juntos.
  • Tiempo libre para jugar. El resto de la tarde es libre. A veces quedamos con otros amigos con niños para que jueguen y otras veces simplemente juega en casa o en la calle con amigos o sus primos.

No se le deben meter demasiadas actividades a los niños, puesto que esto hará que se estresen y que terminen agotados de más al cabo del día.

Rutinas de la noche

Por la noche los niños están cansados y los papás y mamás también, así que aquí la rutina es más necesaria que nunca.
En casa hemos adoptado la siguiente rutina de la noche que nos va muy bien:

  • Baño de los peques.
  • Preparar la cena y las cosas para mañana.
  • Cenar todos juntos. A veces por trabajo no estamos todos, pero el resto de los miembros de la familia se sientan a cenar todos juntos. Como no tenemos tele, este rato lo dedicamos a charlar y a disfrutar de la cena.
  • Lavarse los dientes.
  • Acostarse.

Cuando estamos papá y mamá las dos primeras tareas las hacemos simultáneamente. A veces, por trabajo, o papá o mamá no están. Entonces intentamos preparar la cena por la tarde, cuando encontramos un hueco, o hacer una cena rápida, para que así, al terminar de bañarlos puedan cenar enseguida y no se pongan nerviosos, fruto de su cansancio.
En este curso queremos establecer una nueva rutina antes de los baños: ir a sacar la basura acompañados de nuestra hija, para implicarla también en el reciclaje.

Algo que quita mucho estrés en la rutina de la noche es calcular la hora exacta para empezar con ella para poder hacer todas las tareas con tranquilidad y no acostar muy tarde a los pequeños. Haz la prueba todos los días, calculando cuánto tardas desde que empiezas  hasta que acuestas a los niños. Decide a qué hora los quieres acostar y calcula así la hora a la que tienes que empezar y todos los días a esa hora empieza con la rutina. Salvo excepciones, casi todos los días podrás acostar a tus hijos a la hora deseada.

Además, para hacer las mañanas más tranquilas y sea más fácil para todos en la familia, trata de incorporar algunas de estas tareas en tu rutina de la noche:

  • Prepara la ropa para el día siguiente.
  • Asegúrate de que las mochilas están listas.
  • Prepara las comidas para los recreos de los niños y para ti para media mañana en el trabajo.
  • Revisa tu plan de comidas y prepara lo necesario para la comida del día siguiente.
  • Revisa las tareas realizadas este día y escribe tus tres tareas más importantes para día siguiente.

Conseguir que estas cosas se hagan por la noche antes – cuando no hay prisa por irte – elimina el estrés asociado con las rutinas de la mañana para que puedas comenzar tu día con mayor tranquilidad.

Vamos a la cama

Probablemente no tengo que decirte el valor de una rutina antes de acostarse para conectar con tus hijos. Es el momento de acurrucarse, leerles un cuento y hablar con tus hijos sobre sus miedos, preocupaciones, cosas que os quieran contar de la escuela y cosas que les gustaría hacer. Éste es un buen momento para hablar de sus cosas y tranquilizarlos. Trata de reservar un tiempo para que la rutina antes de acostarse sea sin prisas y relajante para todo el mundo, aunque sé por la experiencia es más fácil decirlo que hacerlo si tienes varios pequeños.

Rutinas de fin de semana

Cuando se está muy ocupado, sobre todo cuando se trabaja, los fines de semana se convierten en tus días para ponerte al día en aquellas tareas que no has conseguido hacer durante la semana. Hay ropa que lavar, limpiar la casa y trabajar en el jardín. Por no hablar de las fiestas de cumpleaños, eventos deportivos y reuniones con la familia y amigos.
Aunque es posible que tengas obligaciones en los fines de semana, buscar rutinas especiales como una familia que te ayudará a volver a conectar con los niños después de una semana muy ocupada.
Busca la rutina que más os guste, como hacer un viernes de tapas en casa, cocinar churros para el desayuno el domingo por la mañana o ver una película en familia con palomitas caseras la noche del sábado. Seguro que todo el mundo de vuestra familia espera con interés estas rutinas.

La vuelta al cole puede ser un buen momento para revisar vuestras rutinas familiares, retomar las rutinas que ya teníais o añadir nuevas.
¿Cuáles son vuestras rutinas con los niños?

 Foto cortesía de Snaaaax

 

¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : permalink.

17 reacciones a Vuelta al cole: rutinas

  1. ´Pues sí. Las rutinas se agradecen en la vida de los peques… ¡igual que saltárselas de vez en cuando!
    Este año vamos a empezar con alguna extraescolar más formal, pues está claro que lo de ir al gimnasio precisamente fallaba porque no éramos constantes en un día y fecha determinados. A ver cómo nos va este año.
    Y lo de los churros los domingos por la mañana…. jijiji, ¡me encanta! Nos encanta a todos, claro

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Sí, saltárselas de vez en cuando está bien, hace ese día especial. ¿Desayunáis churros los domingos por la mañana? ¡Qué casualidad! ;)

  2. Gracias por compartir. Esta bien visto que si no estructuramos el día y nos apegamos a ciertas rutinas, caemos en el problema de tener un nivel de estrés innecesario por perder el hilo a lo que debemos hacer.

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Eso mismo, Nacho. Aunque no hay que caer en el error de meter demasiadas rutinas que en sí, por sí mismas, ya nos produzcan estrés.

  3. Clément dice:

    He leído con mucho interés este artículo. Me parece genial estas normas de vida.
    No sería mejor hablar de normas más que rutinas? Lo digo porque por rutina se

  4. Clément dice:

    Con la rutina se puede caer en el aburrimiento

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Puedes usar la palabra que quieras, Clément. La palabra rutina se ha asociado siempre al aburrimiento, pero a veces ciertas rutinas son necesarias para que nuestras vidas no sean un caos. Y saltárselas de vez en cuando puede hacer que no caigamos en el aburrimiento.
      ¡Gracias por comentar!

  5. María García dice:

    Buenas ideas. Lo intento. Es lo que funciona para alcanzar las metas (cuando las tienes). Aunque para mí es difícil porque tiendo a ser desorganizada en las rutinas diarias, es cuestión de hábito, y como tal, requiere constancia y perseverancia. Me gustan tus publicaciones, son un gran apoyo.

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Muchas gracias, María. Por tu comentario se nota que quieres organizarte. Te recomendaría que empezaras con poquito, con una o dos ideas, pero que fueras constante en ellas. Cuando veas los beneficios para ti y tu hijo te animarás con los demás. Un fuerte abrazo.

  6. Cuando tenga hijos haré de este post una guía

  7. Pingback:Felicidad: La fuente de energía de la Vida | Emprendiendo Vuelo Hacia el Conocimiento

  8. Pingback:18 maneras de gestionar el tiempo

  9. Pingback:Mama Nido | 10 cosas que los niños necesitan que el dinero no puede comprar

  10. Pingback:Simplificar la rutina de la mañana y de la noche - Vida en positivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>