9 razones por las que correr aumenta tu bienestar

 

NOTA DE LA EDITORA: ESTO ES UN ARTÍCULO INVITADO POR NICO SALAS, DE ACTIVOPIA

9 razones por las que correr aumenta tu bienestar

 

Que correr nos ayuda a mantenernos saludables es algo ya conocido por todos. Sin embargo, para muchas personas el ejercicio físico puede representar una tarea difícil de cumplir, un deber engorroso y complicado. Tal vez cambies de opinión después de leer este artículo en el que te contaré 9 razones que te demostrarán que correr no sólo es bueno para tu salud, sino que además te hará sentir mucho más feliz.

Porque ¿qué es, después de todo, la felicidad, sino la búsqueda del bienestar integral y el equilibrio entre nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro entorno? Por increíble que pueda parecer, algo tan sencillo como correr es una de las actividades físicas más completas que existen y puede acercarte rápidamente a ese estado de bienestar que todos queremos para nuestras vidas.

9 Razones por las que correr aumenta tu bienestar

 1. Es fácil y práctico

Si eres de los que piensa que hacer ejercicio requiere de mucha planificación, tiempo y dinero, debo decirte que correr es la solución más fácil, práctica y económica. Olvídate de pagar un costoso gimnasio y tener que ceñirte a horarios estipulados. Para correr sólo necesitas un calzado apropiado y ganas. Puedes hacerlo en cualquier horario, sin tener que trasladarte a ningún lugar lejano y sin gastar un céntimo. Además, puedes ir a tu propio ritmo, donde quieras y durante el tiempo que desees. Es tan sencillo que no hay excusas para no salir a correr.

2. Reduce el estrés y la depresión

La actividad física para la prevención de la ansiedad y la depresión es algo que se conoce y se practica desde la antigua Grecia, pero perdió fuerza en el siglo XX con el surgimiento de potentes medicamentos que prometían combatir mágicamente estos males. Por suerte, otra vez estamos entendiendo que nada más natural y sano que el ejercicio para superar los problemas emocionales. Lo llaman “psicoterapia a través del movimiento” y te aseguro que es mucho más efectivo, más divertido y menos costoso que el sillón del psicólogo.

Un estudio de la Universidad Southern Methodist de Dallas demostró que la reacción ante el estrés es mucho mejor si las personas realizan algún tipo de ejercicio aeróbico con regularidad. Por otra parte, el agotamiento físico posterior al ejercicio dará como resultado un descanso más profundo y un sueño reparador que hará que amanezcas como nuevo.

3. Te conecta contigo mismo y con el entorno

No importa si decides correr en la cinta en un recinto cerrado o si optas por salir a recorrer tu vecindario. Al ser una actividad que no requiere seguir instrucciones, posiciones ni pautas preestablecidas, permites que tu cerebro se concentre en lo tú quieras. Es posible que al comienzo te cueste un poco soltar y dejar de pensar en los problemas y las preocupaciones. Pero poco a poco te irás conectando contigo mismo, con tu respiración, con tus niveles de resistencia y será un espacio de tiempo en el que estarás contigo mismo, consciente de cómo funciona tu cuerpo.

Por otra parte, si decides correr al aire libre, empezarás a “re-conocer” el lugar donde vives, a ver cosas que antes pasaban desapercibidas, a apreciar los detalles. Nada más terapéutico que el contacto con la naturaleza; es algo que suele perderse en el ajetreo del día a día y que puedes recuperar mientras corres.

4. Aumenta la autoestima y la autoconfianza

Si eres de los que se siente feliz cuando logra completar una tarea, entonces estarás en permanente estado de felicidad mientras corres. El cuerpo humano es una máquina prodigiosa que se adapta rápidamente a lo que le exijas.

Si estás comenzando a correr no te pongas objetivos inalcanzables. La idea no es que te frustres, sino que poco a poco pongas a prueba tu capacidad. De esta forma, te sorprenderás al superar tus propias marcas, te sentirás orgulloso de ti mismo y adquirirás confianza para ponerte nuevas metas.

Por último, los beneficios que te proporcionan el correr repercutirán en una mejoría notable de tu aspecto físico, lo cual hará que te sientas más seguro y conforme con tu imagen y, por lo tanto, con mucha más paz mental.

5. Libera toxinas

Correr ayuda a liberar toxinas e impurezas a través de la transpiración, además de oxigenar la sangre gracias al fuerte intercambio de gases que produce una respiración enérgica. Todo esto repercutirá en una piel radiante y con buen color. Serás una persona más saludable y eso se verá reflejado en el espejo y en tu estado de ánimo.

Si eres de los que se exceden un poco en las comidas, fumas o ingieres bebidas alcohólicas con frecuencia, correr te ayudará a purificar todos tus sistemas para que puedas darte esos “permitidos” sin remordimientos e incluso revertir cierto tipo de adicciones.

6. Te mantiene en peso y tonificado

Una buena parte de la sociedad actual está preocupada por su peso. Una dieta puede ser efectiva, pero lo será mucho más si se acompaña de ejercicio físico regular y constante. Imagina por un momento que encuentras la receta mágica para bajar esos kilos de más. ¿No te sentirías muy pleno? Pues esa fórmula está en tus manos, o mejor dicho, en tus piernas. Correr como mínimo 30 minutos al día, 4 o 5 veces a la semana hará que elimines todo el exceso de grasa y, lo que es mejor, tonificará tus músculos para que nada “se caiga” después de haber bajado de peso.

Por otra parte, correr te ayudará a perder peso de manera lenta y progresiva, que según los profesionales, es la forma correcta de hacerlo para no afectar la salud ni recuperar en el corto plazo el peso perdido.

7. Incrementa la agilidad física y mental

Obviamente que correr te pondrá en muy buena forma física, que ya sería suficiente para hacerte sentir más saludable y a gusto contigo mismo. Pero además, un estudio de la Universidad de Illinois demostró que el running ejerce una potente estimulación cerebral. Contrariamente a lo que pudiera pensarse, las personas que corren a diario se sienten más activas y con más energía durante todo el día.

8. Te ayuda a socializar

Muchos corredores deciden hacerlo solos para concentrarse en su performance, además de que les sirve como una forma de meditación y momento consigo mismo. Pero hay muchos otros que prefieren correr en parejas o en grupos para poder medirse, comparar tiempos, ponerse metas comunes y conectar socialmente.

Ya sea solo o en equipo, la tendencia del running contagia cada día a más adeptos y la comunidad de corredores suele ser gregaria, relajada y participativa. Siempre es bueno sentir que perteneces a algo. Correr es mucho más que una moda. Es una forma de vida.

9. Produce placer y felicidad

Más allá de las razones psicológicas que evidencian que la actividad física produce felicidad, existen procesos químicos dentro del organismo que avalan científicamente este hecho. Correr, así como bailar o reír hacen que se active la generación de ciertas hormonas en el cuerpo que producen efectos muy positivos.

Correr estimula la producción de endorfinas, que son sustancias químicas producidas por el organismo, iguales a las derivadas del opio. Son analgésicos endógenos que calman el dolor, producen sensación de bienestar y placer e influyen positivamente en la atención y la memoria.

La serotonina, comúnmente llamada la “hormona del placer y la felicidad”, también se activa al correr. Esta hormona juega un importante papel en la inhibición de la ira y la agresión –la función de los antidepresivos es justamente modificar los niveles de serotonina en el organismo-, además de producir placer –durante el orgasmo, por ejemplo, aumenta considerablemente la producción de serotonina–. Imagina entonces que con cada kilómetro recorrido, quieras o no, estarás también aumentando la producción de felicidad dentro de tu cuerpo.

Conclusión

Correr es una de las actividades físicas más completas y beneficiosas para la salud; ejercita la musculatura cardiovascular, activa la circulación, oxigena la sangre y mejora la capacidad pulmonar; regula las funciones del aparato digestivo, previniendo el estreñimiento, incrementa la concentración mental, mejora el aspecto de la piel, fortalece huesos y músculos y ayuda a prevenir enfermedades.

Además, correr estimula el espíritu competitivo, te proporciona amigos nuevos, relaja el cuerpo y lo predispone a un buen sueño y estimula las hormonas que producen placer. Por último, correr es fácil, económico y adaptable a tu ritmo, tu tiempo y tu nivel de exigencia. Correr en definitiva te hará una persona mucho más feliz. No hay más excusas. ¡A CORRER!

¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Una reacción a 9 razones por las que correr aumenta tu bienestar

  1. Verónica HF dice:

    Me encantan tus post. Siempre me son muy útiles. Espero que sigas escribiendo mucho!
    Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *