Maleta minimalista

Me voy de viaje. Me encanta viajar, pero sobretodo me gusta viajar de forma minimalista. No me gusta llevar demasiadas cosas en mi viaje. Prefiero ir libre, sin el apego a lo material.

Igual tú también vas de viaje, pero estás cansado de llevarte siempre más cosas de lo necesario. Así que por eso me he decido a escribir este post con consejos para hacer una maleta minimalista.

Si viajas con niños te puede interesar mi entrada de Cómo viajar con niños sin parecer que vais de mudanza.

¿Por qué es mejor viajar minimalista?

Aquí te doy unas cuantas razones:

  • Es más barato. Si vas en avión te ahorrarás facturar un bulto en un vuelo ida y vuelta. Si vas en coche, consumirás menos carburante si viajas ligero.
  • Más rápido. Si vas en avión, puedes facturar por internet, ahorrarte colas en los mostradores y dirigirte directamente al control de seguridad.  Además, cuando te bajes del avión podrás irte a la calle mientras ves al resto de personas esperar por su maleta. Si has alquilado un piso, llevarás todo tu equipaje de una vez y no tendrás que dar viajes. A la hora de irte, recogerás todo más rápido.
  • Más fácil. Un solo bolso significa menos equipaje que acarrear y por supuesto menor riesgo de pérdida, daño o robo en el trayecto.
  • Más libre. Eres mucho más movilizable. Si no te gusta donde estás, pues te es mucho más fácil dejar ese sitio e irte a cualquier otro lado, hospedaje, ciudad o país.

6 Consejos para hacer una maleta minimalista

  1. Llévate sólo lo necesario. Para saber qué es lo que vas a necesitar, es importante saber qué es lo que vas a hacer. Analiza los sitios en los que vas a estar (playa, montaña, ciudad…), el clima de esos sitios (frío, calor, lluvia..) y las actividades que vas a realizar (senderismo, esquiar, cena elegante…) y elige tu ropa en base a es.
  2. Nada de “por si”. A veces puede ser complicado no sucumbir a los “por si”. Mucha gente suele llevarse de todo para todo lo que “pudiera” suceder en el viaje. Y en el fondo se debe al sentimiento de seguridad que te ofrece tener más cosas en la maleta y supuestamente estar preparado para “cualquier” inconveniente o para“cualquier” situación. Pero piensa:  el número de inconvenientes y de situaciones a los que nos podemos enfrentar son infinitos. Y por más cosas que metamos en la mochila, en la maleta o en la vida misma, no vamos a poder prepararnos para todo lo que pudiese suceder.
  3. Lleva poca ropa. Mete en tu maleta o mochila la mínima ropa posible. Elige prendas versátiles y de fácil secado y llévate una pastilla de jabón para lavarlas.  Reduce tu calzado.
  4. Bolsa de aseo minimalista. Llévate sólo lo absolutamente necesario y en botes pequeños.
  5. Aprovecha todos los espacios. Ten tu maleta ordenada, mete los calcetines dentro de los zapatos y mete la ropa de manera que todo quede absolutamente fijo y no se arrugue. Aquí tienes un vídeo de muestra:
  6. Ojo con las compras. No compres nada que en tu vida cotidiana no comprarías. Tenemos tendencia a comprar más cuando estamos fuera. Ojo con eso o necesitarás otra maleta para la vuelta. 😉

En los viajes, como en la vida, ir ligero de equipaje te ayuda a ser más libre. La vida es un viaje largo y dependes mucho más de tu capacidad de improvisación antes que de las cosas que cargues contigo.

Recuerda que no puedes estar preparado absolutamente para todo. Lleva esa analogía a tu propia vida. No te llenes de cosas porque te haces pesado y lento. Te vuelves falto de reacción y torpe.

Ir ligero de viaje y en la vida, no es más ni menos que hacerte un regalo a ti mismo.

Hazte un favor y la próxima vez que viajes, viaja minimalista. Te vas a sentir realmente de vacaciones.

Foto cortesía de Jo Christian Oterhals
¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

15 reacciones a Maleta minimalista

  1. JEjejeje me ha encantado el video a ritmo de Benny Hill, pero el tipo hace trampa, no ha metido bolsa de aseo, ni cámara, ni movil, ni ipod pa la música, ni cables, ni libro-guía, ni pasaporte, ni dinero, ni billetes de avión ni reservas de hotel, ni el sandwichillo pa que no te claven en el aeropuerto.
    Yo antaño, viajaba siempre con equipaje de mano, pero ahora, aunque por dimesiones me entraría, tengo que facturar la mochila por exigencias de las aerolineas, (desodorante, tijerillas de las uñas…) y a demás, tal y como tú explicas, conforme más vieja soy, mas “por sis” entran en mi maleta. Jeje. La última maleta de Los Ángeles la deshice por completo una vez terminada, pues me pesaba 12 kilos cuando no suele llegar a 10.

    Por cierto…¡buen viajeeeee! 😀

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      El vídeo está gracioso, pero es una maleta muy distinta a la que yo he hecho. Me resultó curiosa la forma de meter la ropa, que hace que prácticamente no se arrugue.
      No creo que tú lleves muchos “por si”, jejejeje.

  2. Tonia dice:

    Demasiadas camisetas!! solamente ha empacado ropa, como dice el primer comentario, qué del ipad o de la cámara fotográfica o un cuaderno de viaje para escribir o pintar.
    La ropa para mi es una muda encima, y otra en la mochila, unos shorts para ponerse cuando vas a lavar los pantalones a algún lavadero automático, unos zapatos fuertes y chanclas, calcetines y demás podrían ser tres mudas, listo! 🙂

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Todo es cuestión de gustos, Tonia. Yo con mi smartphone tengo más que de sobra, cámara, música, cuaderno, libro de lectura, gps, todo en uno! Tres mudas está genial, aunque para mi gusto, si vas a un sitio que hace calor, me gusta llevar varias camisetas para no oler demasiado mal, jejeje.

  3. Luis José dice:

    Muy buenos consejos.
    Yo soy fanático de viajar ligero.
    Recomendaría sobre todo llevar un calzado versátil puesto en los pies y no llevar calzado de repuesto “por si voy a una cena de gala”. El calzado ocupa mucho sitio y donde mejor está es en los pies 🙂
    Lo que sí recomiendo llevar siempre es algo de comida, para que no te claven en el aeropuerto como decían antes en un comentario y porque así no tienes que andar buscando dónde comer nada más llegar a tu destino.
    Saludos

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Llevas razón. El calzado ocupa mucho, mucho. Más en los hombres que en las mujeres, puesto que unas sandalias de vestir de mujer ocupan mucho menos que unos zapatos de hombre. En este viaje sólo me llevé un par de zapatos de repuesto, y sinceramente, si no me los hubiera llevado no habría pasado nada.
      Lo de la comida es totalmente cierto. Yo llevaba unos sandwichs para los peques, agua y zumitos.

  4. Ya hice reducción de mi equipaje para la playa y aún así volví con cosas sin usar. Menos de un tercio del maletón era mío.

  5. Es que es verídico, metemos mucho más equipaje del que necesitamos, por eso yo siempre recomiendo hacer la maleta con bastante tiempo y pensando, aunque eso es algo que no suele hacerse mucho por lo general.

  6. Maleta minimalista, genial idea; hay apps muy buenas que además te guardan la configuración de la maleta para que no tengas que estar pensando qué llevaste la última vez. Geniales los consejos!

  7. Yo siempre he sido de maleta minimalista, el “por si” puede hacer que la maleta ocupa el doble. Lo mejor es no estresarse coger lo primero que pillas y cuando llegues disfrutar y ya se verá :-))

  8. Sin duda lo mejor es llevarse solamente lo esencial, aunque normalmente cuesta mucho elegir sobre todo a los más indecisos. Alguna vez me ha pasado también que de llevarme tan poca cosa luego me ha faltado ropa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *