Hacia una vida minimalista

Una vida minimalista es una filosofía de vida, basada en enfocarse en las cosas importantes y eliminar o descartar todo lo que sobra en nuestras vidas. En una vida sencilla lo que verdaderamente importa es lo esencial, quedando fuera de tu vida todo lo superficial y lo que no te aporta nada.

Hace ya tiempo que me interesaba este tema. En realidad desde siempre. Pero fue relativamente hace poco cuando me di cuenta de que mi vida sobraban algunas cosas:

  • Cosas materiales
  • Ropa
  • Horas de TV
  • Ruido
  • Mensajes
  • Notificaciones de redes sociales
  • Comida
  • Velocidad
  • Conversaciones que no llevan a nada
  • Información
  • Correos electrónicos
  • Horas de trabajo
  • Compromisos
  • Paseos por centros comerciales…

Y faltaban otras:

  • Silencio
  • Horas de sueño
  • Paseos por el campo
  • Tranquilidad
  • Conversaciones profundas
  • Disfrute
  • Ejercicio físico
  • Abrazos
  • Salidas al monte
  • Horas de lectura
  • Meditación
  • Risas
  • Juegos…

Así que me puse manos a la obra. Empecé a investigar, leer sobre el tema, y a aplicar los cambios que iba aprendiendo. Y todavía sigo en ello. Vivir bajo esta filosofía de vida me permite disfrutar de cosas que antes no hacía y pasaban desapercibidas en mi vida. También me ha permitido llevar una vida más plena y productiva, así como mejorar mis finanzas. Una vida sencilla es la que intentamos llevar unos pocos, aunque cada día somos más. Requiere primero una toma de conciencia y después una puesta en acción. Hay esfuerzo, cambio de hábitos y hay que ir a contracorriente. Pero merece la pena.

Por eso he pensado que todo lo que he aprendido y estoy aprendiendo lo tengo que compartir. Y así nace este blog. Estoy segura de que te va a gustar.

¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado .Enlace para bookmark : permalink.

17 reacciones a Hacia una vida minimalista

  1. Maria dice:

    Me encanta esa lista. Tienes razón. Es fundamental buscar tiempo y dedicar nuestro esfuerzo a todo lo que nos aporta algo positivo. Muchas gracias por compartirlo.

  2. ¡Qué guay! Enhorabuena por la página y por la estupenda idea. Espero que te vaya genial y que disfrutes haciéndola, no vaya a convertirse esto en otro peso inútil en tu vida 😉

  3. Enhorabuena por tu proyecto y muchas gracias por compartir tu ilusión y tus experiencias. Gracias de verdad.

  4. Elena dice:

    Muchas gracias por la lista, Inma, me siento plenamente identificada.

  5. Tavo dice:

    Hola, buen día.
    ¿Cómo transmitir los beneficios de la vida minimalista a un hijo?

    • Vida en Positivo dice:

      Hola Tavo.
      Sin duda con el ejemplo. Los niños aprenden por imitación a los adultos que están a su alrededor. Mi hija de 7 años dejó de ver la televisión por ella sola, al poco tiempo de que nosotros dejásemos de verla. También la vemos ir a la tienda de chuches y comprarse sólo una, diciendo “que no quiere consumir mucho”.

  6. Rosa dice:

    Sencillamente me encanta, una vida menos consumista y más plena. Enhorabuena!

  7. Reyes dice:

    Gracias por hacerme ver las pautas a seguir para encontrarme a mí misma. Trato de suprimir muchas cosas e implantar otras que aportan sentisdo.

    • Vida en Positivo dice:

      ¡De nada Reyes! Lo bueno del minimalismo es que no se trata sólo de las cosas físicas, también podemos introducirlo en nuestra vida social, en lo que hacemos… Me alegra que te esté ayudando.

  8. Pingback:Por qué decidí que iba a ser Minimalista | Viviendo Slow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *