Serie “Cómo alcanzar la paz interior”: 1. Reeducar la mente

Hace un poco estuve en un curso que impartió Aurelio, mi maestro de Reiki, que se llamaba “Aprender a estar en paz”. Me encantó, puesto que fue un curso recopilatorio de todas las cosas que había leído y aprendido sobre este tema. Me di cuenta que, si ponemos en práctica todo esto, realmente nuestra vida cambia, nos sentimos bien, en armonía. Así que he pensado empezar esta serie de “Cómo alcanzar la paz interior”.

La mente

La mente es una herramienta maravillosa que nos ha hecho evolucionar como especie. Gracias a nuestra inteligencia hemos conseguido grandes avances. Pero la mente tiene un problema: sigue funcionando sin que nosotros la controlemos.
La mente genera 60.000 pensamientos diarios, de los cuales sólo una infinitésima parte los generamos de forma consciente. Es una herramienta sin control, y eso puede generarnos problemas.

Las creencias

La mayoría de nuestros pensamientos provienen de nuestras creencias. Hay un libro: “Los cuatro acuerdos” de Miguel Ruiz, basado en la sabiduría de los antiguos toltecas, que es totalmente recomendable. El libro relata que todas las personas tenemos un complejo sistema de creencias (cosmovisión) o paradigma, adquirido por influencia social, familiar, educacional.
Llega un momento que esos pensamientos forman parte de la imagen que tenemos de nosotros mismos y de lo que nos rodea. Los pensamientos que no controlamos acaban creando nuestras creencias: en la vida, en la muerte, en lo social, en lo político,…

El mapa no es el territorio” . Esta conocida frase de PNL (Programación Neuro-Lingüística) viene a decir que no experimentamos el mundo directamente, sino por medio de creencias, que configuran los mapas mentales con los que entendemos la realidad. Y cada uno tiene su propio mapa mental. Pero esa no es la realidad.

La imagen que tengo del resto del mundo, la imagen que tengo de mí, de mis familiares, de mi pareja, etc., no son más que pensamientos que he creado a lo largo del tiempo y muchos de estos pensamientos son creados de forma inconsciente.
Al pasar el tiempo crees, equivocadamente, que tú has creado todos esos pensamientos de forma independiente y la verdad es que la mayoría han sido influenciados por palabras de otras personas o informaciones que te han llegado y has asimilado sin darte cuenta.

Con frecuencia dichas creencias adquiridas nos perturban mental y emocionalmente, creando infelicidad. Pero hay una buena noticia: se puede modificar el sistema de creencias para conseguir el anhelado equilibrio interior que lleva a la felicidad.

Fases para reeducar nuestra mente

Para reeducar la mente debemos seguir las siguientes 5 fases:

1.- Ser consciente de tus pensamientos ¿qué piensas? ¿cuándo? ¿cómo? ¿por qué?

¿Qué piensas de ti? ¿Qué piensas de mí? ¿Qué piensas de tu pareja? ¿Y de tus padres?
Párate un momento a observar esos pensamientos.
A lo largo del día, en cada instante, observa tus pensamientos. Sin juzgar las creaciones de tu mente. Esto puede llevarte tiempo y forma parte de la obtención de la paz en tu vida, aunque en un principio pueda parecer una paradoja porque vas a ver que hay muchísimos pensamientos que no te gustan, que no los quieres en tu vida y que, sin embargo, están ahí. Pero no importa, forma parte de algo normal. Nadie nos ha enseñando a trabajar con nuestra mente inconsciente.

2-. Diferenciar entre los pensamientos que has creado tú y los que te han venido impuestos por informaciones ajenas.

Así, una vez que has observado, una nueva tarea consiste en separar los pensamientos “verdaderamente tuyos” de los que no lo son.
Plantéate cada pensamiento con esa pregunta: ¿realmente yo pienso así? Te darás cuenta de la inmensa cantidad de pensamientos que están ahí sin que tú lo desees. No es bueno ni malo: es inconsciencia.
Aprende a ver los pensamientos que has creado tú a lo largo de tu vida y una vez que los tienes observa este nuevo grupo de ideas y pregúntate cómo han llegado ahí: ¿realmente los has creado tú o son producto de influencias de otros o de informaciones recibidas?

Llegarás a un punto en el que entenderás que todos tus pensamientos estaban creados con anterioridad y que de alguna forma han llegado a ti a través de influencias, a veces deseadas y a veces no.

3.- Diferenciar entre los pensamientos que traen paz a tu vida y los que traen intranquilidad o infelicidad.

Por supuesto en toda esta maraña de observaciones y estudios puedes analizar cuáles son los pensamientos que crean paz en tu vida y cuáles no. Pensamientos como: “soy torpe” o “no puedo con los pijos” o “nadie me escucha” perturban nuestro pensamiento. La verdadera paz es la que te hace sonreír desde tu interior. Ahí no hay posibilidad de engaños.

4-. Desechar todos los pensamientos que crean infelicidad en tu vida, aquellos que no traen paz.

Cuando eres capaz de dilucidar qué pensamientos son los que te generan paz, entonces puedes desechar aquellos que no la traen. ¿Para qué quieres pensamientos que te traen infelicidad?
Cada vez que te observes teniendo uno de éstos pensamientos negativos, elimínalos de tu mente.

5.- Crear, sólo, pensamientos que traen paz a tu vida.

La conclusión es sencilla: todo lo que piensas y crees te ha llegado a través de otros. Ahora es el momento de crear tus propias creencias, de forma consciente, por supuesto influenciadas por información que has recibido, pero conscientemente decidirás qué información dejas que te influya y cuál no, qué personas dejas que tengan poder sobre ti y cuales no…

¡Tú decides que quieres creer!

Otras entradas de esta serie:

“Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras.
Cuida tus palabras porque se volverán actos.
Cuida tus actos porque se volverán costumbres.
Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter.
Cuida tu carácter porque forjará tu destino.
Y tu destino será tu vida”
Mahatma Gandhi

 

Foto: Karola Riegler/ Flickr
¡Únete!

¿Te gusta Vida en Positivo? Recibe cada nuevo post y noticias directamente en tu email:

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

21 reacciones a Serie “Cómo alcanzar la paz interior”: 1. Reeducar la mente

  1. Me encanta la cita final. Muy interesante, Inma.

  2. Amiga mía, me ha encantado tu entrada. Está vista desde una perspectiva científica, que es cierta, como la ciencia no excluye la creencia (como es mi caso), tengo un ejemplo, ejemplar (valga la redundancia) de san Agustín, donde se refiere al ensanchamiento del corazón como recipiente de la Esperanza = fe: Usa una imagen muy bella para describir este proceso de ensanchamiento y preparación del corazón humano. « Imagínate que Dios quiere llenarte de miel [símbolo de la ternura y la bondad de Dios]; si estás lleno de vinagre, ¿dónde pondrás la miel? » El vaso, es decir el corazón, tiene que ser antes ensanchado y luego purificado: liberado del vinagre y de su sabor.
    El punto 5 me gusta bastante (los demás son buenos tambien), y finalmente la cita de Mahatma Gandhi es sobervia.
    Te explicarás ahora mi evolución de los últimos tiempos…
    Un abrazo amiga mía.

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Sí, tenemos que vaciar para después llenar. Me gusta esta cita de San Agustín, gracias por compartirla.
      Me alegro que te guste esta entrada, pronto seguiré con la serie.

  3. Homo Minimus dice:

    No soy partidario de inventarme creencias que me hagan sentir bien. Yo suelo elegir las creencias por su ajuste con la realidad. Creo que bebes de la PNL en este punto.

    Tampoco me parece práctico, ni siquiera posible, desechar los pensamientos negativos. Creo que es mejor adoptar el enfoque de la atención plena o mindfulness: mejor que desechar o eliminar, “acoger” todos los pensamientos, y luego elegir cuáles son más o menos verdaderos y por cuáles he de regirme o dejarme influenciar. Los pensamientos surgen.
    Lo que sí puedo hacer es rodearme de personas y situaciones que favorezcan emociones y pensamientos constructivos y más positivos, pero sin descartar los negativos, que siempre existirán, a menos que vivas en un mundo de ilusión y negación.
    Cuando intentas eliminar un pensamiento, lo fortaleces. Los pensamientos no son problemas, pero si los tratamos como problemas tienden a incrustarse y magnificarse.
    Me temo que no puedo estar muy de acuerdo con parte de este artículo.
    Me quedo con la fase 1 y 3, y en parte con la 2 y la 5, en absoluto con la 4.

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Quizás sea complicado eliminar del todo los pensamientos negativos de nuestra mente, por no tan complicado es dejarlos ir. Cuando aparece un pensamiento negativo, observarlo como si fuese una nube que pasa o un palito en un riachuelo. Ésto nos traerá mucha paz, créeme.
      Gracias por tu opinión. 🙂

  4. Pingback:¿Cómo relajarse? 25 Maneras de introducir la relajación en tu vida.

  5. Pingback:7 Técnicas para vivir conscientemente

  6. Belén dice:

    Hola Inma:
    Hace casi un año perdí a dos amigas de cáncer de mama. Ambas eran muy jóvenes. Desde entonces vivo con la obsesión de poder enfermar yo, no consigo quiste me ese miedo. El año pasado pasado me hice la revisión y todo bien y al poco tiempo me volvió a entrar de nuevo el miedo por la siguiente revisión. Me vienen esos pensamientos de pánico y no consigo disfrutar los momentos q me ofrece la vida de felicidad con mis hijos y mi marido.
    Podrías recomendarme algo q pueda leer o q hacer?

    Muchas gracias

    • Inma Torres de Vida en Positivo dice:

      Hola Belén. Entiendo tu miedo, tiene que ser difícil. Todos tenemos miedos en nuestra vida. Pero no se trata de luchar contra ellos, sino de aprender a convivir con esos miedos hasta que les hagamos cada vez menos caso.
      Te recomendaría que cada vez de que te venga a la mente el miedo a enfermar, pienses: “Estoy sintiendo miedo, es normal. Eso no quiere decir que esté enferma de cáncer de mama, simplemente que tengo miedo por lo que le a ocurrido a mis amigas.” o “Hola miedo. ¿Sigues ahí? Pues yo voy a seguir con mi vida”.
      Sé qué es difícil pero merece la pena el esfuerzo.
      También te recomiendo que hagas meditación.
      En cuanto a libros, leete “Los cuatro acuerdos”, de Miguel Ruiz, o “Vivir sin miedos” de Sergio Fernández.
      Un abrazo y ánimo.

  7. carmen sánchez dice:

    Inma, un artículo con mucha miga. No nos damos cuenta del poder de la mente, tiene el poder de curarnos y también de enfermarnos. Hay que utilizarla bien y decidir qué queremos hacer con ella.
    Es difícil, pero merece la pena intentarlo.
    Un beso.
    Carmen.

  8. Pingback:5 pasos para gestionar las emociones

  9. Pingback:Serie “Cómo alcanzar la paz interior”: 4. Conocerse a uno mismo

  10. Pingback:Aprender a perdonar - Vida en Positivo

  11. Pingback:Los 7 hábitos para estar en calma

  12. Pingback:Luz Arcoiris

  13. Pingback:Lo más importante en la vida - Vida en positivo

  14. Carolina León dice:

    La paz interior, es la antesala de la convivencia pacifica, solo transformándonos a nosotros mismos podemos cambiar el mundo. Les invito a leer un articulo relacionado en el siguiente link https://carolinaleonblog.wordpress.com/2016/09/17/como-encontrar-la-paz-interior

  15. Pingback:Reeducar la mente. – Lovely Ariadna: Estilo de vida, tendencias, arte y belleza.

  16. Pingback:Pensamientos negativos y pensamientos positivos | INDIRA (Jordina Carbonell)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *